Un hombre solo borde

Sabía perfectamente que era un material que podía manejar muy bien. La intención del director fue la de no alejar el material del concepto teatral para el que fue diseñado, logrando un milagro al alcance de muy pocos. La película enseguida engancha con su argumento, y los detalles de puesta en escena no tienen desperdicio. La entrada de Ray Milland en casa de su esposa, a través de una puerta que separa las dos sombras de los amantes es una clara muestra de intenciones. Un asesinato que tiene nada menos que tres representaciones. La primera, prodigioso plano secuencia casi en picado, de Tony representando el crimen mientras se lo narra al verdadero asesino.

Menú de navegación

Guión : En un futuro próximo, la policía puede identificar y controlar a todos los ciudadanos mediante inteligencia amanerado. Un detective debe esclarecer unos asesinatos cometidos por alguien que ha acabado esquivar ese control. En la biografía como director de Andrew Niccol, que para muchos se resume en un debut espectacular y un puñado de películas fallidas, uno empieza a apreciar, a falta de la perspectiva que proporciona revisar la obra completa, una constante: todos los films posteriores a Gattaca son mejores de lo que se ha dicho.

Críticas de The Big Clock () - FilmAffinity

Fajo click aquí para copiar la URL. Críticas ordenadas por: Fecha Voto Avío. Esta película es una adaptación de la excelente novela de Kenneth Fearing, titulada The big Clock, uno de los mejores thrillers que yo he tenido el placer de leer. Como sucede con toda adaptación, en el presente caso se corría el albur de adulterar la historia, desvirtuar los personajes o no reproducir el ambiente adecuado. El filme, que en líneas generales resulta correcto, y que cubre las expectativas en cuanto a los dos primeros peligros mencionados, patina levemente en el tercero. El argumento all-purpose de la novela se respeta escrupulosamente, y da pie al desarrollo del drama que, salvo al principio, transcurrre enteramente en un edificio de oficinas, donde el protagonista un soso Beam Millard , es acosado y perseguido, víctima de un equívoco que le hace sospechoso de asesinato.

| La Cabeza de Alfredo García |

Encuentro estas líneas en un estante de una casa en ruinas. Pasea por la pequeña ciudad. Tras el lente del cajero, Zaroff observa cómo la fauna se esconde entre las sombras. Y las tripas le rugen porque tiene hambre. Así que mira al techo mientras hace cola en la caja de un supermercado. Tras pagar finalmente, el viento enfermo que sopla sobre la ciudad le da en la cara al conde Zaroff. Aprieta el paso y sube y disminución cuestas sin quitarle el ojo a la fauna. En ese momento, un coche de bomberos atraviesa la aluvión con la sirena encendida.

Sin comentario

Dirigir un comentario