Ligar con un penetrarlo

El sentido del humor es muy importante para los venezolanos, así que no solo basta con hacerla reír, también importa morirte de risa con cada uno de sus comentarios. Aprende a bailar Las venezolanas bailan. O sales de fiesta con ella y te aburres mientras ella se baila a todo el local, o aprendes y la acompañas. Una buena pareja de baile siempre es agradecida. Fin de la conversación. Deja que te incluya en su círculo social Los venezolanos somos muy amigueros.

7 maneras de atrapar a un hombre más joven que usted.

Por su cama gatearon desnudas reinas de belleza, modelos, presentadoras de televisión, deportistas, colegialas y mujeres del montón… Eso sí, todas hermosas. Conocía toda la intimidad del jefe del Cartel de Medellín. Se llevó muchos secretos a su tumba. Pero no todos. Pablo tuvo blancas, morenas, trigueñas, pelirrojas… Y casi no repetía: era raro admirar a la misma muñeca dos o tres veces con él. Era la madre de sus hijos, Juan Pablo y Manuela, y la mujer que había elegido para formar una comunidad. Se conocieron cuando María Victoria tenía 13 años, se casaron cuando cumplió 15, a los 16 le dio su primer hijo: Juan Pabl0. Elsy Sofía Escobar Muriel tenía los luceros azules, el pelo rubio, largo y ondulado, y un cuerpo infernal de medidas perfectas que la llevaron fault escalas al trono de Reina Doméstico de la Ganadería

Ten sentido del humor

All the rage English A menos que usted viva debajo de una piedra, indudablemente tiene que haber escuchado la palabra vampiresa, y no en referencia a los animales salvajes. A medida que lee las revistas con noticias de celebridades, podría comenzar a imaginarse cómo sería su vida si a usted todavía le diera por merodear en la guarida de la tigresa. Robinson de la película El graduado.

¿Qué opinas?

Esta cifra me parece realmente increíble. Qué es lo que tienen las mujeres latinas que tanto gusta a los españoles; qué les ofrecen las latinas que no les dan las españolas. Son conocidas por su alegría. Me llama también poderosamente la atención esa forma de recalcar su opinión. De cuidarle, de consentirle y de mimarle.

Sin comentario

Dirigir un comentario