Donde conocer mujeres - 39343

Mientras, gringos seguramente canadienses e italianos parecen comportarse como los amos naturales del lugar. Lo que veo no tiene desperdicio. Pero al mismo tiempo, sé lo que viene después. Así que el castillo de naipes de depredador sexual ocasional se me derrumba en un momento. Es un mercado de la carne lo que estoy viendo, y mi prejuicio moral que toda la vida me ha impedido pagar por follar se impone. No quiero contribuir a la explotación sexual de esas mujeres, me digo para consolar mi conciencia progresista de varón paternalista. Así que me decido a abandonar resignado el lugar, abatido por la contradicción entre la ansiedad de mi entrepierna ante tanta mujer hermosa y provocativa y mi conciencia política y social tan bien educada.

Accessibility links

En el amor no hay nada apuntado, y menos en Cuba, donde la gente es sensual, zalamera y enamorada. Seducir al cubano es difícil, porque por lo general es el cubano quien seduce, y eso vale para ambos sexos: extrovertidos, seguros de sí y sin demasiados prejuicios, los hijos de esta tierra no reprimen sus pasiones, y cuando alguien les gusta, lo hacen saber. Para empezar, la cubana no cree en donjuanes tampoco en príncipes azules. Sabe darse su lugar y exige respeto, sinceridad y detalles; no perdona la inercia, le aburre la comodidad y necesita anatomía desafiada.

BBC News Mundo Navegación

En pasillos y aulas universitarias se corre la voz. Puede ser una amiga, un cartel anónimo colocado en el baño de mujeres o un arrapiezo que invita a las estudiantes a un viaje con todo pagado. Así es como las redes de lenocinio reclutan a jóvenes, mujeres y todavía hombres, en las universidades de Colombia.

Sin comentario

Dirigir un comentario