No tengo yduro

A esa edad, muchos se sienten capaces de afrontar los posibles riesgos de traer a un tercero a la cama. El ego, los celos y el descubrimiento de la bisexualidad propia o de la pareja son algunas de las cosas que ese invitado podría mostrarte, aunque no quieras verlas. Susurrarle lo loca que te volvería tener a otra persona y ver cómo reacciona. Se dice que los hombres suelen entusiasmarse inmediatamente con estas propuestas, pero no es del todo cierto.

Te Recomendamos

Libremente de la edad de las personas, la necesidad de tener sexo va de la mano con las ganas de materializar en el acto los deseos previos. Y, si bien los hombres y las mujeres comparten muchas de estas fantasías, son ellas las protagonistas de un nuevo estudio, el cual exhibe las ilusiones que buscan concretar en la intimidad. El relevamiento lo hizo la Universidad de Montreal, en donde mujeres respondieron, a través de un cuestionario, diversos temas sexuales con la finalidad de descubrir sus gustos, preferencias y deseos. El informe publicado en la revista The Academic journal of Sexual Medicine coincidió en que este hecho suele repetirse en la mente de millones de mujeres aproximadamente del mundo.

Sin comentario

Dirigir un comentario